boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

Todos hemos experimentado la carga de significado que tiene una palmada en la espalda o un fuerte abrazo por parte de un buen amigo en un momento difícil, un apretón de manos unido a una mirada profunda sin necesidad de palabras, un ramo de flores de un esposo a su mujer en el aniversario de bodas... Los gestos dan cuerpo a nuestras palabras y afectos, son un vehículo de comunicación. Un gesto sincero dice más que mil palabras, está lleno de expresividad. Por lo demás, el gesto refuerza las propias ideas, actitudes y palabras: lo que conoce la inteligencia nos llega primero por los sentidos.

inciensoermita2

 

La eternidad

Todo se achica de cara a la eternidad. Por larga que parezca, nuestra vida es un punto en medio de la eternidad.

Ahora bien, inmersos, como estamos, en el tiempo, nos resulta imposible imaginar la eternidad. Por defecto de experiencia, pensamos en la eternidad como un tiempo infinito. Al pensar así somos como ciegos describiendo el arcoíris. Tal vez habría que pensar más bien en un instante perpetuo, lo cual también nos resulta inimaginable.

relojarena

(Dn 12, 1-3; Sal 15; Hbr 10, 11-14.18; Mc 13, 24-32)

Texto

"Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad". "Me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha". "Con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los que van siendo consagrados". "El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán".

liturgiaxxxiii

MEDITACIÓN

Se dice que una de las características de la cultura de este momento es el presentismo, el deseo de lo inmediato, el imperio de lo efímero, el consumo del instante.

No se comprenden las opciones definitivas, se tiene miedo a los compromisos permanentes, la provisionalidad y la temporalidad se han hecho categoría, hasta para el contrato laboral y ante las opciones que más marcan a la persona.

Hay reserva ante lo que se puede presentar como definitivo, se levantan fantasmas interiores cuando se plantean decisiones de estabilidad, bien para formar una familia, bien para elegir la vida consagrada. Asusta el "para siempre".

La Palabra de Dios, que se proclama este domingo, mantiene una concordancia entre las distintas lecturas. La referencia a lo eterno, perdurable, para siempre se da en todos los textos. No como discurso del miedo, sino como la gran esperanza de alcanzar el gozo, la plenitud, la salvación.

Algunos santos se han estremecido ante la promesa de gozar para siempre de Dios. Santa Teresa del Niño Jesús, en Historia de un Alma, menciona constantemente la duración eterna de la gloria. "... pronto Dios me daba a entender que la verdadera gloria es la que ha de durar para siempre". "¡Qué dulce fue el primer beso de Jesús a mi alma...! Fue un beso de amor. Me sentía amada, y decía a mi vez: «Te amo y me entrego a ti para siempre".

Santa Teresa de Jesús anhela el "para siempre". "¿Qué le queda que desear a un alma que llega aquí, si no es que no le falte aquel bien para siempre?" A su vez, la estancia en este mundo pierde dureza, pues es pasajera. "Considerado que no es la casa que nos ha de durar para siempre, sino tan breve tiempo como es el de la vida por larga que sea, se nos hará todo suave".

La fe nos permite vivir el hoy como profecía esperanzada, contemplar la bondad y la belleza como anticipo, hacer el bien como quien sabe que es lo único que nos llevaremos. El amor no acaba nunca.

______

Agradecemos esta aportación a Don Ángel Moreno de Buenafuente.

Los aniversarios se celebran y creo que a Dios Padre le gusta estar en la fiesta. A mí en lo personal, los aniversarios me sirven para valorar, evaluar y dar gracias.

Cómo rezar ese día

Unos amigos acaban de festejar su aniversario de bodas; compartieron conmigo cómo rezaron ese día y ahora yo lo comparto con ustedes. 

aniversario02

Entrevista a Dan Burke

P: Estimado Dan, yo tengo una regla de vida (compromisos espirituales firmes) y, como parte de esa regla, diariamente he estado meditando (según san Ignacio) y rezando el rosario y la Liturgia de las Horas desde hace años.

Mi preocupación es que he escuchado que si siento la presencia del Señor (lo cual sucede a veces), debo dejar de lado estas oraciones y concentrarme en el Señor. Estoy confundido, yo pensé que concentrarme en Dios era lo que ya estaba haciendo y seguir la acción que se me aconseja resultará en el fracaso de guardar mis compromisos con el Señor. ¿Qué es lo que no estoy entendiendo?

danburke03

 

Suscripción

Podcast

Todos los audios

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Pedagogía de la oración

Oraciones

Liturgia

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar deseo desprendimiento Dios dolor dones del Espíritu Santo ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual Maria martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición piedad pobreza predicación presencia de Dios progreso espiritual protección Providencia prueba redención reflexión resurrección rosario sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos sed de Dios Semana Santa sencillez Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios