boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

Domingo XVIII del tiempo ordinario

(Ex 16, 2-4. 12-15; Sal 77; Ef 4, 17. 20-24; Jn 6, 24-35)

El pan de la vida

Siempre me sorprendo al contemplar una concurrencia tan exacta de pasajes del Antiguo Testamento y del Evangelio como la que hoy se nos ofrece en la Liturgia de la Palabra de este domingo. Cuando esto sucede, se pone de manifiesto la clave de lectura que debemos aplicar siempre para comprender la Biblia, y es leerla desde el acontecimiento de Jesucristo.

¿Qué ofrecemos en el ofertorio?

El ofertorio es uno de los momentos de la Misa en el que Dios pide nuestra especial participación. El pan y el vino, fruto del trabajo del hombre, son llevados al altar en procesión como símbolo de la ofrenda de cada uno de los presentes. Pero ¿qué es realmente aquello que ofrecemos al Señor?

XVII Domingo del tiempo ordinario

(2Re 4, 42-44; Sal 144; Ef 4, 1-6; Jn 6, 1-15)

En el ciclo “B” del Tiempo Ordinario, por ser el año en el que se proclama el evangelio de San Marcos, que es el más breve de los textos evangélicos, a partir de este domingo se leerá el capítulo sexto del evangelio de San Juan.

Las palabras de Jesús en el evangelio son a la vez llamada de atención y profecía de la situación actual, cuando les advierte a los discípulos, después de dar de comer a la multitud: «Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie».

La virtud del silencio abarca los diversos niveles del ser humano. Reflexionemos, primeramente, sobre el silencio exterior, el silencio de los sentidos. ¿Cómo vivir este silencio que es la puerta para todos los demás?

Hoy todo es brillo, propaganda que excita la imaginación y los sentidos. Actualmente se habla mucho y de todo. El desorden y el derroche externo reclaman y hablan a los sentidos, pero no se piensa, no se reflexiona, no se pesan las cosas, todo pasa.

XVI Domingo del tiempo ordinario

(Jer 23, 1-6; Sal 22; Ef 2, 13-18; Mc 6, 30-34)

La imagen del pastor en las lecturas

De un tiempo acá, vengo considerando con sobrecogimiento, hasta dónde llega el amor de Dios por cada ser humano, pensamiento que se me reaviva hoy, al hilo de las lecturas que se proclaman en la liturgia dominical.

En esta época posindustrial, quizá no llegamos a sentir la fuerza de las imágenes bíblicas, que tienen que ver con una cultura rural. Sin embargo, los textos son suficientemente explícitos para comprender la revelación del amor divino que contienen.

 

Suscripción

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Oraciones

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradar a Dios agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Cristo amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar desprendimiento Dios dolor ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza Fátima gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición piedad pobreza predicación presencia de Dios protección Providencia redención reflexión resurrección rosario sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos Santísima Virgen sed de Dios Semana Santa sencillez sequedad Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios