boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

V Domingo de Cuaresma

(Jr 31, 31-34; Sal 50; Hbr 5, 7-9; Jn 12, 20-33)

¿Qué es la Semana "de Pasión"?

No hay tiempo que perder, los acontecimientos se precipitan. La Palabra del Señor nos dice cómo convertir la muerte en vida, los llantos en cantares, la tristeza en gozo. Es la paradoja del Evangelio: "Os aseguro, que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna" (Jn 12,24-25).

IV Domingo de Cuaresma

(2 Cró 36, 14-16. 19-23; Sal 136, Efs 2, 4-6; Jn 3, 14-21)

Regresar del destierro y la sequedad

La Palabra nos invita, en la mitad del camino cuaresmal, a acrecentar la esperanza, porque es posible recuperar el santuario de nuestro corazón, de manera semejante a como aconteció en tiempos del exilio. "El Señor, el Dios de los cielos, me ha encargado que le edifique una casa en Jerusalén, en Judá. Quien de entre vosotros pertenezca a su pueblo, ¡sea su Dios con él y suba!» (2 Cró 36, 22-23).

Cuando se ha probado la sequedad, y se ha vivido en tierra árida por alejamiento culpable de la casa del Señor, gustar la posibilidad del regreso, supera toda imaginación. Cabe que nos preguntemos: ¿Cómo va a ser posible la paz, la alegría, el gusto por la oración?

Estimado Dan, he estado estudiando la oración, sobre todo el método ignaciano y el de los carmelitas. ¿Cuáles son las diferencias entre estos dos métodos y cómo puedo determinar cuál es el mejor para mí?

La oración y el método

Estimado amigo, qué buena pregunta. Antes que nada sería muy útil estar seguros de que entendemos al utilizarlos términos "oración" y "método".

III Domingo de Cuaresma

(Ex 20, 1-17; Sal 18; 1Co 1, 22-25; Jn 2, 13-25)

Enseñanza de la esclavitud en Egipto

A medida que avanzamos en el camino cuaresmal, la Palabra nos conduce hacia la opción creyente, por la que cada uno decide dar a Dios el culto que merece, y superar toda idolatría y dependencia de cosas y de personas.

La referencia a la esclavitud de Egipto no señala solo un estado físico de falta de libertad, sino también nuestras posibles ataduras y atavismos que nos impiden sabernos y sentirnos verdaderos adoradores del único Dios. De aquí la importancia de recordar lo que significa nuestro bautismo, que estaba representado en la salida de la esclavitud, por gracia de Dios. "Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí" (Ex 20, 1).

II DOMINGO DE CUARESMA

(Gén 22, 1-2. 9a. 15-18; Sal 115; Rom 8, 31b-34; Mc 9, 1-9)

La vida diaria se puede iluminar con la luz de la Palabra, y es posible que cada vez descubramos aspectos muy diferentes de los que hemos captado en otros momentos.

La lectura que otras veces me había sugerido la llamada que sintió Abraham -"En aquel tiempo Dios puso a prueba a Abrahán llamándole: -¡Abrahán! El respondió: -Aquí me tienes. Dios le dijo: -Toma a tu hijo único, al que quieres, a Isaac, y vete al país de Moría y ofrécemelo allí en sacrificio, sobre uno de los montes que yo te indicaré" (Gén 22, 1-2)-, que yo interpretaba como invitación al despojo de lo más amado, esta vez me inspira una moción distinta.

 

Suscripción

Podcast

Todos los audios

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Pedagogía de la oración

Oraciones

Liturgia

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradar a Dios agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar desprendimiento Dios dolor ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual Maria martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición piedad pobreza predicación presencia de Dios protección Providencia prueba redención reflexión resurrección rosario sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos Santísima Virgen sed de Dios Semana Santa sencillez sequedad Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios