Twitter

30
Sáb, Abr

Más Artículos

Grid List

La comunión es el momento fundamental de la Misa. Todo lo que hemos vivido espiritualmente se realizará sacramentalmente. Es ahora cuando se da la más íntima comunión con Él. Es la unión sacramental con Cristo verdadero Dios y verdadero hombre. Nos hemos ido preparando durante toda la Misa para este momento.

Como vimos la semana pasada, el laico vive en condiciones que hacen más difícil la meditación la paz interior y la vida de oración. Vivir inmersos en las cosas del mundo es propio de ellos, a diferencia del sacerdote y del religioso que ha sido "tomado de entre los hombres....." (Heb 5,1) «El mundo se convierte en el ámbito y el medio de la vocación cristiana de los laicos» (Christifideles laici, 15). Cuanto más caminan en el desierto, mayor sed experimentan. Cuanto más buscan, más desean el encuentro. Cuanto más se afanan, más anhelan descanso duradero. Cuanto más se agitan, más necesitan la paz interior.

A partir de las dificultades que tiene el laico en su vida de oración y de las 10 cualidades de la oración del laico, me pregunté: ¿qué medios le convendría a un laico poner para mejorar su comunicación con Dios?

Dios es sintético. Todo lo dice con muy pocas palabras. Y si es posible una sola, mejor. Con un «¡Hágase…!» hizo el universo y la incalculable multiplicidad de sus creaturas.

Todo se achica de cara a la eternidad. Por larga que parezca, nuestra vida es un punto en medio de la eternidad.

“Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo.”

Me gustaría hablar de la experiencia del desierto en la oración. Pero he preferido contaros una historia, que lo hará más fácil:

Pablo Ginés | Editor de la sección de religión del periódico La Razón

Delia Smith figura en diversos "rankings" como una de las diez personas católicas más influyentes del Reino Unido, está entre las 50 mujeres más ricas de Inglaterra y es la cocinera más famosa del país. Con 21 millones de libros de cocina en las estanterías de infinidad de hogares y su presencia asidua en la BBC, Delia tiene una legión de seguidores.

Yo quiero servir a Jesús.

Es impresionante este testimonio de Shahbaz Bhatti, ministro cristiano asesinado recientemente en Pakistán por su condición de cristiano. Estoy seguro de que este hombre tenía una fuerte y profunda relación personal con Jesucristo en la oración. El testimonio de su vida no se explica de otra manera: "Pruébame tu fe sin obras y yo te probaré por las obras mi fe." (Santiago 2,18).

Suscripción

Déjanos tu correo y mantente al tanto de nuevas publicaciones

Facebook

Google +

Twitter


Autores

Agustín

Agustín

San Agustín se destacó en el estudio de las letras. Mostró un gran interés hacia la literatura, especialmente la griega clásica y poseía gran elocuencia.8 Sus primeros triunfos tuvieron como escenario Madaura y Cartago, donde se especializó en gramática y retórica.

Juan Eudes

Juan Eudes

Ordenado sacerdote, regresa a su Normandía natal para reunir misiones populares. Es la época donde, en conformidad con el Concilio de Trento la Iglesia comienza a crear seminarios. En 1641, funda en Caen una orden, la Orden de Nuestra Señora de la Caridad, destinada a recibir prostitutas en albergues o refugios expandidos por todo el mundo.

Luisa de Marillac

Luisa de Marillac

Luisa nació en París, de una familia noble de Auvernia como hija natural de Louis I de Marillac (1556-1604) caballero y señor de Ferrières-in-Brie i de Villiers-Adam. Luisa no conoció a su madre y su padre murió cuando ella tenía trece años. No obstante, estuvo bien cuidada y recibió la educación en el monasterio real de Poissy, cerca de París dónde su tía era religiosa dominica.

Lorenzo de Brindis

Lorenzo de Brindis

Aparte de su admirable predicación por toda Europa, Lorenzo dejó una multitud de obras, entre ellas más de 800 sermones, que ocupan 11 de los 15 volúmenes de sus obras completas.

Typography

Quiero vivir siguiendo tus pasos, Jesús Maestro.
Quiero vivir imitando tus actitudes.
Quiero vivir cumpliendo tus mandamientos.
Quiero vivir compartiendo tus preferencias.
Quiero vivir realizando tus gestos de ayuda.
Quiero vivir siendo
sincero y honesto
como Tú.
Quiero vivir recordando tus palabras.
Quiero vivir predicando tu Buena Noticia,
con mis palabras, con mis acciones, con mis actitudes de vida,
con todo lo que pienso, lo que hago y lo que digo.
¡Quiero ser tu testigo, Señor!

Quiero vivir siguiendo tus pasos, Jesús Maestro.
Quiero vivir imitando tus actitudes.
Quiero vivir cumpliendo tus mandamientos.
Quiero vivir compartiendo tus preferencias.
Quiero vivir realizando tus gestos de ayuda.
Quiero vivir siendo
sincero y honesto
como Tú.
Quiero vivir recordando tus palabras.
Quiero vivir predicando tu Buena Noticia,
con mis palabras, con mis acciones, con mis actitudes de vida,
con todo lo que pienso, lo que hago y lo que digo.
¡Quiero ser tu testigo, Señor!