boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

«Cristo es el camino y la puerta. Cristo es la escalera; y él vehículo[…] Pregunta a la gracia, no al saber humano; pregunta al deseo, no al entendimiento; pregunta al gemido expresado en la oración, no al estudio y la lectura; pregunta al Esposo, no al Maestro; pregunta a Dios, no al hombre; pregunta a la oscuridad, no a la claridad; no a la luz, sino al fuego que abrasa totalmente y que transporta hacia Dios con unción suavísima y ardentísimos afectos» (San Buenaventura, Opúsculo sobre el intinerario de la mente hacia Dios, 7).

Lectura

Esdras trajo el libro de la Ley ante la asamblea. Esdras abrió el libro a la vista de todo el pueblo, y cuando lo abrió, toda la gente se puso en pie. Esdras bendijo al Señor, Dios grande, y todo el pueblo, levantando las manos, respondió: -«Amén, amén.» (Nehemías)

unirfuerzas 

Cuando has pecado la mejor oración es un espíritu contrito, humillado y confiado a los pies de Cristo crucificado.

Señor, he pecado.
Con el corazón hecho pedazos vengo a pedirte perdón.
Sé que no hay maldad tan mala capaz de impedirte amarme.
cristo_velz

Vida

Nació en Bagnorea, en la provincia de Toscana (Italia) en torno al 1217. Estudió en la universidad de París. Ahí conoció a los franciscanos y profesó los votos en esa orden. De 1248 a 1257, enseñó teología y Sagrada Escritura en esa universidad. Su genio penetrante y juicio equilibrado le permitían profundizar de forma admirable las distintas cuestiones que le presentaban y fue durante esos años que compuso sus principales obras.

Lectura

(Is 62, 1-5; Sal 95; 1Cor 12, 4-11); Jn 2, 1-11)

Ya no te llamarán «Abandonada», ni a tu tierra «Devastada»;  a ti te llamarán «Mi favorita», y a tu tierra «Desposada»,  porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido.  Como un joven se casa con su novia, así te desposa el que te construyó;  la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrará tu Dios contigo.  (Is 62, 3-5). En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: -«No les queda vino.» Jesús le contestó: -«Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.» Su madre dijo a los sirvientes: -«Haced lo que él diga.»

bodasdecana

 

Suscripción

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Pedagogía de la oración

Oraciones

Liturgia

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradar a Dios agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apostolado apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar desprendimiento Dios dolor ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual Maria martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición piedad pobreza predicación presencia de Dios protección Providencia redención reflexión resurrección rosario sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos Santísima Virgen sed de Dios Semana Santa sencillez sequedad Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios