boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

Comentario a la liturgia

Lecturas

(Éx 34, 4b-6. 8-9; 2 Co 13, 11-13; Jn 3, 16-18)

"Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad." (Ex 34, 6)

"La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo esté siempre con vosotros." (2 Co 13, 13)

"-Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él." (Jn 3, 16-17)

Pregunta: Estimado Padre John, dado que he estado muy expuesto a la corriente actual de autoayuda que nos dice que el amor de Dios o el amor de Cristo es incondicional, ¿cómo se puede explicar el hecho de juzgar a otros? Si Él nos ama a todos por igual, ¿por qué necesitamos rezar, ser virtuosos o, incluso, ser religiosos? Si todos somos seres humanos imperfectos (algunos peores que otros) y se nos dice que debemos amarnos a nosotros mismos, a pesar de todo, ¿cuál pudiera ser la motivación para que nuestra civilización cambiara? Gracias.

Hay ciertos gestos que todos los seres humanos tenemos. Gestos que encontramos en todas las edades, en todas las culturas. Instintivos. Estás alegre y sonríes, o muy alegre y elevas los brazos al cielo, te ríes, "saltas de alegría". Estás asombrado y abres la boca o los ojos. Te asustas y te cubres la boca con las manos o te llevas las manos a la cabeza.

Después de la fiesta de la venida del Espíritu Santo parece oportuno escoger un texto de la Escritura que nos aclare un poco la función del Espíritu en la vida de oración. En el espléndido capítulo 8 de la carta de San Pablo a los Romanos encontramos que el Apóstol dice: "El Espíritu Santo viene en ayuda de nuestra debilidad, porque no sabemos cómo orar en modo conveniente pero el Espíritu Santo intercede con gemidos inenarrables" (Rom 8, 26).

En qué consiste el don de la sabiduría

Con los diversos dones, el Espíritu Santo vivifica nuestra oración. Nos lleva a descubrir la presencia de Dios en la creación, a amarle filialmente, a reverenciar su santidad, a penetrar las verdades de la fe, a perserverar en las dificultades y atinar en las aplicaciones. El mayor de sus dones es la sabiduría, que es la gracia de poder ver cada cosa con los ojos de Dios. Es luz que se recibe de lo alto, una participación especial en ese conocimiento misterioso y sumo, que es propio de Dios. El don de la sabiduría perfecciona la virtud teologal de la caridad, produciendo un conocimiento nuevo, impregnado por el amor.

 

Suscripción

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Pedagogía de la oración

Oraciones

Liturgia

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradar a Dios agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apostolado apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar desprendimiento Dios dolor ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual Maria martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición piedad pobreza predicación presencia de Dios protección Providencia redención reflexión resurrección rosario sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos Santísima Virgen sed de Dios Semana Santa sencillez sequedad Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios