boton-h 01boton-h 02boton-h 03boton-h 04boton-h 05boton-h 06

Cuando Dios calla

Escrito por 05 Dic 2014

A veces uno prefiere el silencio. Nos habrá tocado sin duda acompañar a alguien que no tiene ganas de hablar. O no puede. Momentos de sufrimiento, momentos de profunda emoción, momentos de enojo, momentos de buscada soledad, momentos en que la persona necesita estar a solas consigo misma. Nuestra sensibilidad nos sugiere que es mejor no preguntar, no intervenir, no tratar de arreglar las cosas, no interrumpir... Sabemos que basta estar ahí, que la compañía y la comprensión es lo mejor que podemos ofrecer, y a veces sentimos el natural impulso de retirarnos discretamente. Aprendemos a respetar el silencio, como un espacio de intimidad que no queremos violar.

Primer Domingo de Adviento, "B"

El año litúrgico se convierte en pedagogo para reavivar el espíritu y para impedir que caigamos en la inercia del acostumbramiento. Hoy es día de comenzar de nuevo, y de abrirnos a la esperanza.

Santa Teresa fija este día una de sus fundaciones, la primera de los carmelitas descalzos: "Primero o segundo domingo de adviento de este año de 1568 (que no me acuerdo cuál de estos domingos fue), se dijo la primera misa en aquel portalito de Belén, que no me parece era mejor" (Fundaciones 14, 6). Según los expertos, parece que fue el primer domingo de adviento, el 29, de noviembre de 1568).

Recién fundado el monasterio de San José de Ávila sus confesores le piden a Teresa que ponga por escrito una serie de consejos de vida espiritual para las religiosas carmelitas. La santa coge la pluma y comienza a redactar lo que ella cree que les podrá ayudar a sus monjas a vivir con perfección su vida de relación con Dios. Uno de estos consejos dice así: "Poned los ojos en vos y miraos interiormente: hallaréis vuestro Esposo que no os faltará; antes mientras menos consolación por fuera más regalo os hará" (Camino de Perfección 49, 1).

XXXIV Domingo del tiempo ordinario

No corren tiempos favorables para lenguajes jerárquicos, ni para uso de títulos nobiliarios, en los que fundarse para sobresalir. Al contrario, los que, por una u otra razón, llevan añadido un nombre de dignidad, saben que la vida les ha señalado para servicio de los demás, y no para vivir a costa de los otros.

El rey y el papa se comprenden a sí mismos con una vocación de servicio, y este será el mejor crédito de su dignidad. San Juan Pablo II, en su homilía de comienzo de pontificado se presentó como servidor, e invocó al Señor: "Haz que me convierta en tu servidor, servidor de tu dulce potestad, siervo de tus siervos" (Homilía 22-X-1978).

Todos hemos oído este famoso verso de San Juan de la Cruz con el que se comienza las famosas Canciones entre el alma y el esposo cuyo comentario constituye una de sus más famosas obras, el Cántico espiritual. El verso está evocando el Cantar de los Cantares cuando la esposa busca al esposo y no lo haya: "En mi lecho, por las noches, he buscado al amor de mi alma. Lo busqué y no lo hallé" (Ct 3, 1). La esposa entonces sale en búsqueda del esposo "por las calles y plazas para buscar al amor de mi alma. Le busqué y no le hallé" (Ct 3, 2).

 

Suscripción

banners siguenos

banners youtube

Comunidad de intercesión

rezamos2

Compartir

Si te ayuda este blog ¡Compártelo!

¿Qué es la oración?

¿Cómo rezar?

Oraciones

Liturgia

La tradición

El arma de Juan Pablo II – la consagraci…

El arma de Juan Pablo II – la consagración mariana

En el "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen", San Luis María Grignion de Montfort nos dice que...

Noticias sobre la oración

Pensamientos

Temas frecuentes

abandono adoración adviento agradar a Dios agradecimiento alabanza alma amistad amor amor a Dios amor de Cristo amor de Dios apostolado apóstol arrepentimiento auxilio ayuda bautismo belleza bendición Benedicto XVI bondad buscador de Dios búsqueda de Dios camino caridad cielo comentario a la liturgia compasión comunión confesión confianza confianza en Dios consagración consuelo contemplación conversión corazón Creación creaturas Cristo cruz cuaresma cómo orar cómo rezar desprendimiento Dios dolor ejemplo de Cristo Encarnación escucha esperanza Espíritu Santo eternidad Eucaristía evangelizar familia fe felicidad fidelidad fortaleza Fátima generosidad gloria de Dios gozo gracia gratitud hijos humildad Iglesia intercesión Jesucristo Jesús libertad liturgia lucha luz maestros de vida espiritual martirio María matrimonio meditación miedo misericordia muerte Navidad obediencia ofrecimiento oracion oraciones oraciones para niños oración orar con los salmos Pablo VI paciencia Padre padrenuestro padres palabra Palabra de Dios Papa Francisco para reflexionar pascua Pasión de Cristo paz pecado perdón perseverancia petición piedad pobreza predicación presencia de Dios protección Providencia redención reflexión resurrección sabiduría sacerdocio sacrificio Sagrado Corazón de Jesús salmos Salvación santa misa santidad santos Santísima Virgen sed de Dios Semana Santa sencillez sequedad Señor silencio sufrimiento súplica tentaciones testimonio tiempo tristeza unión con Dios verdad vida vida espiritual vida interior virgen de guadalupe Virgen María visita al Santísimo vocación voluntad de Dios